a

Captura con la mente la vida libre indómita

Rastrea la Europa Salvaje en rutas mágicas

Sigue la huella de lo libre. Vete con el cronista de la vida salvaje primigenia, Benigno Varillas, y descubre el territorio de los españoles magdalenienses, o sigue el resumen semanal del diario de sus incursiones. Explora el futuro de la Sociedad Digital en la huella del Paleolítico. La donación que realizan los que acompañan a BV en sus recorridos, ayudan a recuperar la vida salvaje. 

Inscríbete gratis y recibe un correo semanal resumen del diario de su expediciones. Únete a la aventura de redescubrir la fauna, la flora, el paisaje y el rastro de lo ancestral. Seguir la labor de comunicación de BV también podría contribuir a recuperar la fauna, si se llegaran a financiar con bigdata los proyectos de RewildingPulsa aquí.

Dona para recuperar lo libre y podrás acompañar a BV a explorar la huella del futuro biolítico que Félix Rodríguez de la Fuente recuperó de nuestro pasado magdaleniense 

Revive la Europa Primigenia de tus ancestros paleolíticos

Acampa con Benigno Varillas bajo las estrellas para descubrir y practicar  alrededor del fuego –real o imaginario cuando no nos dejen hacerlo, que a ese nivel de degradación hemos llegado– la cultura y el potencial de la palabra hablada heredada del Paleolítico. 

Sígue el diario de sus andanzas tras la huella de tres recolectoras–cazadores de los que sabemos su aspecto. Al analizar su ADN se pudo hacer su retrato robot.

Ahora BV se propone saber más de ellos. Redescubrir, con los ojos de las recolectoras y los cazadores paleolíticos, así como de sus pinturas rupestres y el relato animalista de sus chamanes, al lobo, al oso, al uro, al tarpán, al encebro, al castor  y al bisonte, y también la fauna y flora cercana –esa diminuta, a la que casi nadie presta mucha atención– en lo que era el área de campeo de los paleolíticos ibéricos magdalenienses.

 

Guía explorador
de la vida no domesticada

bk7wuwczxk

Tras detectar las claves del mensaje de Félix Rodríguez de la Fuente, el añorado naturalista que en 1970 cambió la actitud de los españoles hacia la vida salvaje, BV propone compartirlas de viva voz. Heredadas de los pintores de Altamira, Chauvet y Candamo, puedes acompañarle a recorrer los paisajes que las inspiraron.

Territorio lobero, cavernas de arte rupestre, hayedos de urogallos, peñas del oso, cortados del halcón, vuelo del quebrantahuesos, bruma de la cordillera, oleaje del Cantábrico,  zonas de campeo de los españoles paleolíticos que intentaremos ver con su  cosmovisión.

El hallazgo de dos recolectoras–cazadores en la vertiente sur de la cordillera Cantábrica inspiraron a BV la iniciativa de recorrer los territorios de campeo de estos recolectores–cazadores. Su nomadeo es reinterpretado con la mirada, el pensamiento y el diálogo con la vida libre salvaje, del ser humano, integrado en la naturaleza, que nos precedió.

BV con los rastreadores de Harmush en una de sus expediciones.

lee +

 

¿Qué te ofrece BV explorando lo libre?

Inmersión en el Paleolítico

Revive tu ADN, eres hija  hijo del Magdaleniense.

Rastrea lobos, osos, linces, bisontes, uros, tarpanes y encebros.   Vive la flora y fauna europea

Lee en el aire, el barro, los troncos, los sonidos, la arena, el pelo enganchado  en los pasos, y en lo que te cuenta la mente.

Migra con los herbívoros salvajes en sus desplazamientos estacionales

Cabalga detrás de caballos salvajes de Doñana que migran al Norte en verano y al Sur en otoño.

lee +

Explora la vida salvaje y la comunión con ella, caminando entre hayas y robles del NW o las dehesas del Sur de Iberia, departiendo con Benigno Varillas claves del pasado y del futuro.

Rememora la vida integrada en la vida salvaje que tuvimos durante decenas de miles de años en el Paleolitico, desde hace 40.000 hasta hace 7.000 años. Conecta con lo libre. Construye el Biolítico con la Sociedad Digital de la Información y el Conocimiento.

BV se ha desplazado a nomadear esos territorios. Cada semana emite un diario de esa experiencia vital a través de este blog y sus redes sociales. Sigue esta experiencia on line y, si puedes, hazlo también en directo. 

Hoja de Ruta para adiestrarnos en:

  • La visión del hombre paleolítico.
  • La sacralización de la vida libre.
  • Rastrear sus huellas e indicios.
  • Usar cámaras de fototrampeo.
  • Visualizar el paisaje con drones.
  • Introducirnos en el relato oral.
  • Admirar y repensar el arte rupestre. 
  • Recolectar frutos silvestres y miel.
  • Indagar el arte de caza paleolítica.
  • Recuperar la paleodieta.
Huella de oso en el puerto de Leitariegos, en Cangas del Narcea, Asturias, captada por una biolítica recolectora–cazadora, ya de sensaciones y vivencias.

Recorre el NW ibérico y la Gran Migración Somiedo/Doñana Estrecho de Gibraltar con BV 

Descubre como veían estos territorios los españoles paleolíticos

La recolectora–cazadora de 9.300 años de antigüedad, descubierta en la Cova do Uro, en Chan do Lindeiro, Piedrafita, Lugo, junto a los restos de tres uros o toros salvajes, de ahí el nombre de la cueva. Dibujada por Marga Sanín.
Retrato robot de uno de los dos cazadores–recolectores encontrados en la cueva de La Braña, en Arintero, León, cerca de la reserva de bisonte europeos de Boñar rehalizado por el CSIC tras analizar su ADN

 

En 2017 se publicó que el carbono 14 había dado que los restos de la Cova do Uro lucense, en Chan do Lindeiro, Piedrafita, eran de una mujer  de hace 9.300 años. El ADN era del haplogrupo U de cazadores recolectores europeos, subhaplotipo U5b1, originado en la Península Ibérica hace 20.000 años.

Era intolerante a la lactosa como dos cazadores–recolectores de hace 8.000 años descubiertos en 2008 en La Braña, Arintero, León, a 200 km de distancia. Ella tenía ojos y pelo oscuro, mientras que el hombre de la Braña era de piel y pelo moreno pero de ojos azules.

 

Hurgar en la visión del mundo de las recolectoras cazadores, investigar las montañas, permite comprender las ocupaciones humanas del Asturiense, muy visible en los cien yacimientos de concheros registrados en la llanura litoral de la mitad occidental de la España Cantábrica.

Su historia se completa con sus incursiones en  las montañas para la caza estacional de especies como el rebeco, el bisonte, el uro, el tarpán, la cabra montés o el ciervo.

leer+